CIUDAD CANIL
  
Si el frío de la calle es un alfiler que se clava en su costado, la hostilidad del transeúnte es una alfombra de cristales que hiere las almohadillas de sus patas. 
 
Bebe de los charcos un amargo veneno. Mastica deshechos con trozos de neón que traga con la rabia del proscrito.  
 
Prefiere evitar la jauría de los hombres, desde que advirtió que los espejos lo miran con tristeza. Vaga por la ciudad como un perro sin sueño. 
 



UN GATO Y SU SOMBRA SON DOS GATOS

Exhausto, un gato busca ansioso un rincón en la oscuridad, después de haber sido arrastrado de punta a punta de la urbe, por ese gato negro adherido a la almohadilla de sus patas.  
 
Camina grácil el gato,  pero es mucho más felina su sombra.  


Para Nana Rodríguez





ENCUENTRO                   

Una cita entre las sombras de la noche. 


Él, cegado por la osadía, lee en el braille de las caricias, la piel que el deseo ya tatuaba. El ansia del encuentro más allá del encuentro y otro corazón desbocado que cabalga entre las piernas. La avidez de las lenguas y el verbo redimido por la  carne. 
 
Ella, satisfecha,  cuelga del balcón la sábana sucia de esperma y la abandona drapeando al viento. Al pasar una anciana se santigua, un hombre esboza una sonrisa, una jovencita suspira, un joven desde lejos la besa, el militar saluda en posición de firmes.
 
Poco a poco deviene en la única bandera respetable.


                              Para Anaïs Nin





LÓGICA 
 
La palabra es aquello que sucede entre el silencio y el silencio
El deseo es aquello que sucede entre la palabra y la palabra
El amor es aquello que sucede entre el deseo y el deseo
Pero el vacío, es aquello que queda entre el amor y el desamor. 
 



 
SABER A MAR 
 
Su lengua, máster en geografías ajenas le trae su destreza más sensual: la palabra. Le cuenta que sopla el viento de las islas y le canta un aire marinero. Sus manos recorren el país entero de su piel y reconocen cada punto de arena de sus orillas. La desarman. La desnudan. La desdudan. Sus dedos, explorando rincones prohibidos, acarician la vibrante perla de aquella ostra. Y ya está perdida. Encontrada. Vuelta a perder. Los cuerpos se sumergen en aguas saladas e inauguran un placer antiguo que renace en sus cenizas. El erguido sexo, precario navío de otros océanos, busca dentro de ella el tesoro de un pirata, hasta que brota tierna lava de un volcán dormido. La arrodilla para la comunión. Deposita en sus labios ese cáliz de su sangre – alianza nueva y eterna – donde inspirado, pontifica:
“Cierra los ojos, bella, que llevaré a tu boca el mar con todos sus naufragios.”
 Para Anais. 
Puente de una sola orilla entre dos ríos



SURREALISTA
 
En este lado del mundo,  la alegría anuncia la tragedia tal como el armisticio precede la guerra. Hombres armados irrumpieron en medio de la fiesta, y la nutrida descarga de las armas dejó un grupo de bailarines colgados del silencio.
Hoy, el cortejo fúnebre arrastra las míseras cajitas hechas a destajo por el funerario. Van adornadas por floridas coronas de exuberantes formas y colores.
La calle se cubre de pétalos. Y la ciudad, de ausencias. 





KALIM

(A propósito de Los Brazos de Kalim de Pablo Urbanyi)
 
Avergonzado de lo que había visto
se arrancó los ojos. 
Abochornado por lo que había oído
se arrancó las orejas. 
Sonrojado por lo que había hecho
se arrancó las manos. 
Arrepentido de lo que había dicho
se arrancó la lengua. 
Decepcionado del lugar donde había llegado
se arrancó las piernas. 
No es más que un muñón. 
Ya no puede ver ni la oscuridad. 
No puede escuchar ni el silencio. 
No puede abrazar ni a su sombra. 
 
Y lo que es aún peor,
carece de piernas para arrojarse al vacío. 


(Microrrelatos del libro Seré breve)



Felipe Orozco. Arquitecto, escritor y conferencista español de origen colombiano. Ha escrito varios libros publicados por la Editorial Cuadernos Negros, entre otros Seré breve -microrrelatos- y tres libros de relatos de guerra Trilogía de Mambrú (Ciudadano Mambrú, Mambrú se fue y Mambrú no volverá -de proxima publicación-) Ha realizado diversas antologías. Ha sido publicado en diversos medios de diversos países del mundo. Dirige la ONG Words against War (WaW).

Share this Post