(Foto: Wikipedia)





DESPEDIDA 

Ahora reconozco
que era yo todo este tiempo
como una cámara
que se expone
a una foto
o un caño
por el que podría
pasar agua
o un pollo
muerto para la cena
o un plan
dentro de la cabeza
de un muerto.
Nada muy grave
si uno piensa
cómo empezó todo.
Dijo Zukofsky:
“Nací muy joven en un mundo
ya muy viejo”.
Estaba bien entrado el siglo
cuando llegué,
y ahora que termina
me doy cuenta de que no
va a demorar.
¿Pero no podría haber sido
un poco más amable,
como diría mi mamá? ¿Había
que matar todo lo que se moviera,
el bien siempre tenía que estar tan mal?
Sé que este cuerpo es impaciente.
Sé que sólo constituyo escasas voz y mente.
Y sin embargo amé, amo.
No quiero sentimentalismos.
No quiero más que un hogar.



GOODBYE

Now I recognize
it was always me
like a camera
set to expose
itself to a picture
or a pipe
though which
the water
might run
or a chicken
dead for dinner
or a plan inside the head
of a dead man.
Nothing so wrong
when one considered
how it all began.
It was Zukofsky’s
‘Born very young into a world
already very old…’
The century was well along
when I came in
and now that it’s ending,
I realize it won’t be long.
But couldn’t it all have been
a little nicer, as my mother’d say. Did it
have to kill everything in sight,
did everything have to be so wrong?
I know this body to be impatient.
I know I constitute only a meager voice and mind.
Yet I loved, I love.
I want no sentimentality.
I want no more than home.

(Lectura: Aleisa Ribalta)



Ezequiel Zaidenwerg nació en Buenos Aires el 25 de marzo de 1981. Publicó los libros de poemas Doxa(Vox, 2007); La lírica está muerta (Vox, 2011; Cástor y Pólux, 2017; Lyric Poetry Is Dead, en traducción de Robin Myers y con dibujos de Carmen Amengual: Cardboard House, 2018); Sinsentidos comunes, ilustrado por Raquel Cané (Bajo la luna, 2015); Bichos: Sonetos y comentarios, en colaboración con Mirta Rosenberg e ilustrado por Valentina Rebasa y Miguel Balaguer (Bajo la luna, 2017); y 50 estados: 13 poetas contemporáneos de Estados Unidos (Bajo la luna, 2018).Tradujo a Mark Strand, Ben Lerner, Anne Carson, Weldon Kees, Robin Myers, Joseph Brodsky, Mary Ruefle, Denise Levertov y Kay Ryan, entre otras y otros. Compiló y prologó la muestra de poesía argentina Penúltimos (UNAM, 2014).
Desde 2005, administra el sitio zaidenwerg.com, dedicado a la traducción de poesía.



Robert Creeley (21 de mayo de 1926 – 30 de marzo de 2005) fue un poeta estadounidense, autor de más de sesenta libros. Usualmente, es asociado con los poetas de Black Mountain, aunque la estética de sus versos divergen de los de tal escuela. Fue cercano con Charles Olson, Robert Duncan, Allen Ginsberg, John Wieners y Ed Dorn. Se desempeñó como profesor de poesía y humanidades en la Universidad de Búfalo y vivió en Waldoboro (Maine), Búfalo (Nueva York) y Providence (Rhode Island), donde enseñó en la Universidad Brown. Recibió el Premio literario Lanna por el logro de una vida.

Share this Post