Domicilio equivocado (Huerga y Fierro, 2018) es el segundo poemario de Luz Cassino, poeta argentina que desde Vilanova i la Geltrú colecciona palabras, las ensarta a su antojo, las deja volar o las envía a las más oscuras cavernas del deseo. Las palabras, esquivas y sonoras, ”como el agua entre los dedos”, algunas demasiado duras como: herida, sangre, duelo; otras que acarician como: amapola, duende, lluvia; pero todas deambulando las horas, tratando de atrapar lo que ella llama: ”mi nativa tierra de extranjera”. Desde el primer verso hasta el último, sabemos que Luz no está ubicada en domicilio alguno, que siempre errará al intento de asentarse en la morada fija, porque para ella no existe tal lugar, no es de aquí ni de allá. Y esto lo descubre el lector como a tumbos, transitando por versos revueltos ”sobre un lecho de manantial y espuma”, como el pez de río. El río, que es quien le cobija, tampoco tiene casa. Va al mar, sale de la montaña, y sin embargo, piedra a piedra le lleva hasta el océano. Allí nos vemos, nademos a leer este domicilio certero solo en su búsqueda del no-aposento, sigamos ”su voz secreta y su misterio/ su determinación a la deriva”. A lo mejor llegamos a: EL POEMA, allí se dice que los versos que has leído ”son corales al filo de la penumbra/ hipocampos en llamas huyendo hacia lo eterno”. ¿Y eso dónde está?. Bueno, nadie lo sabe, ¡pero el viaje sí que ha valido la pena!


Colecciones

Colecciones

colecciono palabras
rémora por ejemplo
xiuxiueig
antiguo
mandrágora
garabato
brizna
sal
vos

Soltar

el cuerpo la sangre
una hoja en el charco que dejó la impronta de la lluvia
y ese sol de antes que eran tus manos primavera

soltar
la piel que perdió la memoria
del abismo de tu cuerpo sobre el mío
y del aliento

digo jamás que es decir nunca

telones de fondo
sabores
y un rumor de quejidos en sábanas a cuadros
que no cesa de recordar
que una vez fuimos necesariamente
nudo.

Escondida

Estar aquí escondida
sin acertar el rumbo.
Huir de la nada hacia la nada
cuando es real el plato y el abismo.
La casa te interroga
y en cada rincón acecha un monigote.
La ciudad te interroga
y tus palabras pájaros en fuga
hacia otras cavernas.

Tuvimos un papá

tuvimos un papá
un papá casa
un papá seda
árbol y rama para andar la vida
raíz donde enredarnos

el mío era de espuma
hilvanaba sus sueños en el aire
y se los regalaba

algo conquistador
atracador de verbos y promesas
un señor de vastas ambiciones
un niño grande un duende
un mago estrafalario

Alberto se llamaba
aquel hombre especial que fue mi padre
atada a su mano cada domingo
como a su corazón la vida entera
caminaba los barrios luminosos
del candor y la infancia

me hice mayor y en otros
los padres de los frutos del amor
reconocí su marca

ahora que me acerco a ser abuela
que llaman a mi puerta churumbeles
me agitan como nunca los recuerdos

añoro tanto su figura enjuta
sus besos su sonrisa
su mirada

ojalá él supiera
que hoy me acompaña más
que cuando niña.

(Estos poemas poemas pertenecen al poemario Domicilio Equivocado, Huerga y Fierro)


Luz Cassino (Buenos Aires, 1957) reside actualmente en Vilanova i la Geltrú, Barcelona. Trabaja como gestora cultural, comunicadora y psicóloga social. Coordina la Plataforma Informativa y Cultural Mézclate Conmigo.  Hace parte del Grupo de Poesía Metáfora de la Biblioteca Mercè Rodoreda. Entre sus libros de poesía publicados se pueden destacar Insight (Lastura, 2015) y Domicilio equivocado (Huerga y Fierro, 2018), título éste del que hemos seleccionado los poemas aquí publicados.

Share this Post