(Crédito de la foto del autor: Lars Sahl)





Regodeo entre hojarasca


Cuánto los envidio cantar, 
nidificarse,
vivir por el instinto sin cuestionarse nada,
andar entre la hierba reparando los últimos minutos de la tarde.


En esta hora me cambiaría por uno.
Sería morador de ajena curiosidad, si acaso; 
no escondería misterios,
ni tendría conciencia de esta soledad.







I


Esta ciudad no me tendrá.
En sus costados no me tendí en mí mismo,
no la habitó mi cuerpo en otro cuerpo.


He de partir.


He de buscar el sitio en que apoyar rostro sobre rostro.
Mi espacio predilecto en otra piel.



En el downtown 


En el corazón de la ciudad,
los mendigos
dividen su pan con las palomas.
 
Las nubes se pasean 
donde se accidenta, 
geométrica, 
la urbe.


Escalo, 
con mis ojos. 
Subo hasta la Corte en un salto pupilar.
Allí se busca la equidad. 
Eso dicen.


Cuando las palomas se dispersan,
abren arterias espaciales, 
rutas que conducen hasta edificios 
cuyos hongos desfiguran el arte.


La polución 
corroe 
silenciosa, 
lenta,
sutilmente.
Se roba el paisaje. 


Mientras las aves beben el agua cenicienta de una hoja: 
¿Quién juzgará a los que imperceptiblemente destruyen el paisaje? 


¿Quién se atreve a juzgar al mendigo que divide su pan con las palomas?



(Poemas seleccionados por el autor pertenecientes al poemario Bajo los arces)




Luis Marcelino Gómez (1950). Psiquiatra y doctor en letras. Excooperante médico en Angola, donde reunió la primera colección de relatos africanos escrita por un latinoamericano en África. Traductor. Es profesor de literatura y lenguas española y portuguesa en The University of North Carolina at Chapel Hill, Estados Unidos, donde creó e imparte el primer Curso de Creación Literaria en español. Ha publicado varios libros de poesía, el último Bajo los arces, antología personal (Caracas, 2017) y cuatro colecciones de relatos: Donde el sol es más rojo (1994), Oneiros (2002), Memorias de Angola (2003) y Cuando llegaron los helechos, Monte Ávila Editores Latinoamericana (Venezuela, 2009). Fue uno de los narradores escogidos por Letras Cubanas para la antología Isla tan dulce y otras historias. Cuentos cubanos de la diáspora (La Habana, 2002). En 1985 se le confirió el Premio Nacional de Cuento en La Habana, Cuba. En 2007, fue Finalista del Premio de Cuento Juan Rulfo en París, Francia. También ha publicado narrativa, ensayo y poesía en revistas de África, Europa, las Américas y el Cercano Oriente. Ha sido editor de varias revistas literarias. 

Share this Post