Cada cabeza alza su voz para nada / cabeza abajo crece la distancia intento de voz arriba / ni eco / nada se ata en grito / una voz no contesta a la otra / el dedo crece y se alza más / cada vez más / con la separación de las voces que creen decir su cabeza / solo raspan en la aspereza de su bóveda-zapato / gritan a sí mismos mientras quedan abajo a ras de suelo / aquí todo a ras de suelo / raspando / fijos / hipnotizados ante el dedo en alto que crece bajo la fuerza de cinco dedos contra la aspereza del suelo raso / aquí apretando entre suelo áspero y bóveda-zapato cada cabeza / gritan la voz tiesa de histeria su eco / sin resonancia más allá de esta aspereza / donde se crece una cuarta para enterrar cualquier impulso / ahí debajo de esta aspereza raspar donde todo termina / voz gritada / patio de recreo cubierto por la inmadurez de todo paso / los gestos atados a la manía de decir que cubre el instinto militar / dedo señalador que guía hacia toda bóveda-zapato / este paso sí / aquel no / y entre cinco dedos detenidos queda lo dicho / fijo en silencio dentro de cabeza




***


El instinto militar se mezcla / suelta un punto negro con un ojo / ¿y qué sigue aquí? / la persecución de todo / condenar toda presencia que bajo ese punto golpea con dedo en alto / acumular instinto militar en ojo para informar a cabeza / a dedo en alto / mezclar las fatigas de las voces posibles dentro de cada cabeza / quemar el parpado y morder el ojo / ácido y cables gruesos el pelo que se amontona bajo la violencia de la voz / perseguir con el pie raspando siempre la aspereza / alzar el instinto militar para acosar toda voz nunca dicha / risa que invade oído que no escucha pero delata / presionar con el dedo negro en el ojo que no se ve / acoso que acumula la mirada hacia dentro / la cabeza en el instinto militar / negada





***



Mientras todos en las palabras dichas / escritas / en gritos / los sonidos de los acordes se lanzan / esa cabeza baja del que dice solo para sí / esas palabras dichas no oídas solo para sí / cuando todo está grabado en cabeza que dice solo para sí / ese con cabeza baja / agotada cabeza por las palabras dichas / aquel con cabeza baja / por dedo en alto en las calladas / este / por palabra en cabeza / por estar sobre plaza mayor ante instinto militar dictando / por cada uno con cabeza baja que dice solo para sí / ojos cerrados para no estar ni las palabras dichas ni las solo para sí / la boca de cabeza baja en frase suelta sin orden / boca en cabeza prótesis de silencio a bajar / solo para sí / mientras los sonidos no son acordes en el hueco de su cabeza / la palabra dicha para sí no se oye / gesto de decir ante instinto militar / detenido / uno / ante cada palabra / dicha / no dicha / detenido





Ramón Hondal (1974). Escritor y editor. Ha publicado los cuadernos de poemas Diálogos (2014), por la Editorial Extramuros, Premio de Poesía Luis Rogelio Nogueras 2013, y Scratch (2018) por la editorial Bokeh, que conforman, junto a Prótesis, una trilogía. Trabaja como editor en el proyecto literario Torre de Letras que dirige Reina María Rodriguez. Editó y prologó la edición cubana de la novela Ferdydurke, de Witold Gombrowicz.

Share this Post