(Crédito de la foto: Mayara Lina)


Allt är mitt 


Jag äger ingenting
och ofta tryter kroppens bröd.
Men står jag här en stund på stranden,
i solen,
eller i skogens skugga,
eller på bergets vindbespolta krön –
mitt är allt!
Och ingen kan det ta ifrån mig:
jag har fått hela denna jord till skänks.


Allt är mitt.
Den lilla blommans
småtingsfödda leende,
och gräsets gråt
och vattnets lugna allvar;
ekorrens röda svans i tallen,
och sommarmolnets dugg och vinterstormens snöslagg;
varje fosterlik morgon,
varje mumieafton –
allt det är mitt:
det har gett sig självt.


Mitt.
På det fattigas panna,
i det lyckligas hår,
ur det förtappades svett
läser jag: mitt!
I den grannaste stjärnan står skrivet
att hon är min,
och möter jag en mänska
med axelbred ande och tunnskinnat hjärta
är också hon min.
Min.


Jag är så nöjd.
Jag äger ingenting
och ofta tryter kroppens bröd.
Men mitt är allt! –
det har gett mig sig självt.
Och ingen kan det ta ifrån mig:
jag har fått hela denna jord till skänks.




Todo es mío 

No tengo nada
y a menudo escasea el pan del cuerpo.
Pero me quedo aquí un rato en la playa
bajo el sol
o a la sombra del bosque,
o en la cresta azotada por el viento de la montaña –
¡Y todo es mío!
Y nadie me lo puede arrebatar:
Me han dado toda esta tierra a cambio de nada.


Todo es mio
La pequeña flor
que desnuda al nacer sonríe,
y el llanto de la hierba
y la calma del agua;
la cola roja de la ardilla en el pino,
y el rocío de la nube de verano y la avalancha de nieve en la tormenta de invierno;
cada mañana fetal
todas las noches de momia
todo es mío
se me ha entregado.


Mío.
En la frente de los pobres,
en la cabellera feliz
en el sudor que se derrama
leo: ¡mío!
En la estrella más cercana está escrito
que ella es mía
y me encuentro con un ser humano
espíritu ancho de hombros y corazón en finas rodajas
ella también es mía.
Mía.


Estoy satisfecho
No tengo nada
y a menudo escasea el pan del cuerpo.
¡Pero mío es todo! –
se me ha dado a mí mismo.
Y nadie me lo puede arrebatar:
Me han dado toda esta tierra para dar.





Elmer Rafael Diktonius (Helsinki, Finlandia 1896 – 1961) Compositor y poeta en finlandés y sueco. Junto a Edith Södergran, Gunnar Björling, Rabbe Enckell y Henry Parland, era miembro de una nueva escuela de vanguardia de poetas de habla sueca. Nació en Helsinki en una familia de gente trabajadora que hablaba sueco. Estudió música en París, Londres y Cornualles (1920-21). En 1920 comenzó un viaje por Suecia, Francia e Inglaterra donde conoció a representantes de la Internacional Comunista. Durante la guerra (1941-44) sirvió en la armada en el departamento de información. Ideológicamente había tomado distancia de las ideas de izquierda. Su matrimonio con la cantante Meri Marttinen acabó en divorcio, tras el cual ella se suicidó. Su segundo matrimonio fue más estable. En la década final de su vida estuvo en hospitales y sanatorios.


Aleisa Ribalta. (La Habana, 1971). Nacida en Cuba. Reside en Suecia desde 1998. Es poeta, traductora y coordinadora cultural. Ingeniera de profesión, se desempeña como docente de asignaturas técnicas y no directamente relacionadas con la literatura como: Diseño de Interfaces Gráficas, Diseño Web y Programación de Aplicaciones. Ha publicado Talud (Ekelecuá Ediciones, 2018), un primer poemario que apareció ese mismo año traducido al catalán en edición bilingüe Talús / Talud (bokeh, 2018). Tablero, su segundo poemario está en proceso de edición. Tiene en preparación el poemario Cuaderna, bao y regala.
Colabora asiduamente en revistas como Animal Sospechoso(España), Conexos(USA) y Verbo(des)nudo(Chile), con artículos y traducciones.  También han aparecido publicados poemas suyos en Revista Humo(México), Le folie(Argentina), Mimeógrafo(México) Kokoro(España) y Nagari(USA). Ha participado en las antologías Poesía escrita por mujeres (Verbo(des)nudo, 2018) y Todas las mujeres (de fulanas y menganas) (Fundacionarte, 2018). Coordina La libélula Vaga, www.lalibelulavaga.com

Share this Post