PULMONES

Todo se trata de respirar.
Sobre cómo respiras. Existen
muchos tipos de aire. A veces el aire es como una bala.
Otras veces es como el premio mayor de la lotería
ganado por un moribundo. Existen más
tipos de respiración que los doctores pueden enumerar.

Con una sola respiración se peina la vida, que es diminuta,
como si fueras a peinar el pelo de una muñeca tardía.
Con una sola respiración el frío se ruboriza
y yace en la cama.
Con una respiración te das cuenta de que el tiempo
es un tren con muchos vagones que transportan serenidad
a ninguna parte.

De los pulmones venimos y a los pulmones regresaremos.




COSAS SOLITARIAS

No se puede evitar provenir de una hermosa ciudad,
de una calle entre dos olvidos.

Allí se oyen infinitas fábricas de sombras
empacando cosas solitarias. Hablamos de ellas
como si sembráramos arena en el desierto.
Nosotros, la viuda más satisfecha y
el huérfano más feliz.
Hablamos de silencios en casas sin caminos,
cuando el sol no sale
y la luna sigue esperando.
El cielo está oscureciendo las palabras y
Y la sangre en el río se está drenando.

Y tus manos están tan limpias
que puedes lavar el agua con ellas…




SOBRE EL MARCHITAMIENTO

En lo profundo de su casa, donde hay velas
donde la luz desciende al mundo
cuando le place, el Profeta Popular descubrió que
cada flor se marchita a su manera: algunas necesitan tiempo,
algunas necesitan aire, otras necesitan calor.
Estudió el marchitamiento en todas sus formas y etapas
y sacó conclusiones que no ha dejado escritas.

“¡Disfruta de la flor que se marchitará!”

Esto fue todo lo que escribió…





Gatos y perros


He sido un invitado asiduo en los grandes salones de té. Donde se discuten
problemas descomunales y las damas acarician a sus gatos egipcios.
Pero no asistiré más. Me he quedado sin problemas
Y los gatos me hacen envejecer.

Soy contemporáneo del despertar de la ciudad, pero solo habito
el país desconocido de mi alma. Allí estoy
descalzo, contemporáneo a mí mismo.

Todo lo que sé es una cadena con un perro alegre en un extremo
y otro perro alegre en el otro. Pero la delimitación
de la cadena es desconocida y la alegría es una extraña para mí.
Solo la paz se dibuja en los vapores
…se posa en los espejos y sigue dibujando.

Y dibujando.


(traducción al español: Mariela CORDERO)




Adrian SUCIU. Es un vagabundo cultural, un vagabundo de espíritu, un hooligan literario. Tan asombrado de tener una biografía que la olvidó. Ha escrito demasiadas cosas para que alguien que sueña escribir el silencio. Si no hubiera publicado libros y no hubiera recibido diplomas, un montón de árboles seguirían vivos. Desesperadamente enamorado de la Poesía, que nunca tocó y nunca engañó, ni con las mujeres ni con el vino.



Share this Post