Vida de haijin (2012 | 2019)

.
Jaikus del otoño

El fin del mundo
te llaman, fin de otoño,
y sí, lo eres.

*

Hoja dorada
sobre la rama seca,
miras y no ves.

*

Con primor frota
los cristales del día
el viento gélido.

*

Trae recuerdos,
y los cuenta silbando,
de hielo y nieve

*

Olas de espuma.
Se divierten con nubes
aves surfistas.

*

Bailan las flores,
el flequillo del toldo
y la colada.

*

Un gran pintor
figurativo, el charco,
ama la lluvia.

*

La desabrida,
húmeda, fría, áspera,
dulce mañana.

*

Las hojas secas
animadas conversan
con los zapatos.

*

Gotas de miel
que endulzan la mañana
tras la tormenta.

*

Caligrafía
del otoño: una luz
con tachaduras.

*

El día en sombra,
sucia la luz, opaco
el horizonte.

*

Retratan cielos
que tiemblan sobre el agua
en las aceras.

*

Las hojas verdes
se cambian de vestido
para robarnos.

*

¿Traerá luto
el cielo, y malhumor,
por lo perdido?

***

Jaikus del verano

Que nos la dejes
antes de que te vayas.
Algo de luz.

*

Escalofrío
al salir al balcón
imaginado.

*

Vino y se irá.
Cuando se haya ido,
del dulzor, nada.

*

Cuando anochece
antes que en el recuerdo
se va el verano

*

Bajo la higuera,
a la luz de la cena.
Tantos insectos.

*

Llenos de noche
los cielos. Por el norte
entran tormentas.

*

Mota de luz.
Desde el avión que pasa
sobre mi aldea.

*

Coro de pájaros.
No es la luz quien rompe
la noche hierática.

*

Balsas vacías,
secos cauces se llenan
con luz de luna.

*

Donde coincida
la canción del verano
con el desierto.

*

La uva aún verde
y el cielo que oscurece.
Como en otoño.

*

La brisa mece
el verdor de la vid.
Bajo su sombra.

*

Cuquea el cuco.
La arena del camino
aguarda un carro.

*

La garza vive
de contemplar las aguas.
La enamorada.

*

Color de agua
tiene el barro arcilloso.
Seca laguna.

*

Casi sin agua.
Solitaria, la garza
echa a volar.

*
Traza en el cielo
la estela de un avión
un dios geómetra.

*

Nubes pájaro
al azul de la tarde
le ponen peros.

***

Jaikus de la primavera

Cuando regreses
me encontrarás más cerca
del ciego invierno.

*

Dulce crepúsculo,
a la gaviota amarga
pinta de rosa.

*

Niña que habla
en el parque hacia un banco
donde no hay nadie.

*

La vieja barca
que olvidó navegar
acuna un árbol.

*

El gato observa
al mirlo sobre el muro.
Pasan hormigas.

*

Una polilla
dormida en el espejo.
Y enamorada.

*

Ventana abierta.
Por entrar se pelean
todos los ruidos.

*

Acuarelista
que no tiene más hojas.
Así está el cielo.

*

Por la ventana
abierta al cielo huye.
Aroma a hojaldre.

*

Las florecillas
que nacen en los muros.
Su atrevimiento.

*

Nubes, sol, nubes,
 sol, nubes, sol y nubes,
sol, lluvia y sol.  

*

Gota contenta
la que en el charco cae,
no sobre arena.

*

Transtorna flores,
árboles enloquece
la faz del viento.

*

Me tranquiliza
de esta serie infinita
su finitud.

*

Gota de luz
blanca sobre los labios
rojos de un beso.
***

.
Jaikus del invierno

Nube de piedra.
La caracola luce
en el estante.

*

Bajito canta.
Sólo si la acaricias.
La caracola.

*

Me gusta verlo.
El invierno se esfuerza
tras los cristales.

*

Entre carámbanos
las diciesiete sílabas
dicen: «Tirito».

*

Ya no gotea
la tubería rota.
Se habrá pasmado.’

*

Chocolatito,
dale otra dimensión
a tanto frío.

*

En el espejo
se ha mirado el espejo.
¿Quién soy de tantos?

*

El mismo jaiku
de ayer y anteayer.
¿Los días huyen?

*

Día revuelto.
Sobre el tejado veo
un cormorán.

*

Almendro en flor
al borde del camino,
hueca metáfora.

*

Hace aún frío,
pero el aire ya empuja
la primavera.

***

(Poemas de Centena de Poemas de un Poeta, 2019, cortesía del autor)

José Ángel Cilleruelo nació en Barcelona, en 1960. Ha publicado los poemarios: El don impuro (1989), Maleza (2010), Tapia con mirlo (2014) y los poemas en prosa: Glería de charcos (2009), Vitrina de charcos (2011), Becqueriana (2015) y Pájaros extraviados (2019) .

En narrativa ha publicado: El visir de Abisinia (2001), Trasto (2004), Doménica (2007), Al oeste de Varsovia (2009), Una sombra en Pekín (2011) y Ladridos al amanecer (2011). Y la prosa memorialista: Barrio Alto (1997) y Almacén: dietario de lugares (2014).
Mantiene la bitácora de creación El visir de Abisinia.

Share this Post