UNA SUERTE (TAMBIÉN) DE DIÁSPORA

Se le representa, y no es visión, qué iba a serlo,
         cual en un álbum de
         familia, las fotos por
         orden cronológico o
         alfabético o por orden
         de defunción: el tío
         materno que sólo él
         recuerda, el único
         parejero, irresponsable,
         de la familia, desde
         muchacho vestía
         manilla de oro
         dieciocho, CK aparece
         indeleble en el anverso
         y el reverso de la gruesa
         pulsera, lleva guayabera,
         imaginad, color lila
         (¿pájaro o parejero?):
         su coima de años en
         su momento pasó a
         esposa oficial, justo el
         momento para echarse
         nueva amante, ésta de
         ampanga, una parte
         china, otra mulata
         (cerebral) sangre
         catalana del busto
         para arriba: llegó
         joven al país, se
         integró en dos patadas,
         ganó dinero a patadas,
         a mantas, todo lo
         despilfarró: nada
         más sabio, vivió
         con medio millón
         a millón, y cuando
         lo ahogaban las
         deudas, va y viene
         la Revolución y lo
         siquitrillan: le quitaron
         hasta el ajado calzoncillo
         que llevaba puesto,
         incluido el huevo
         izquierdo y su
         compañero, gurruño
         convecino, y qué
         queda: volver a
         coger camino, y con
         qué gusto empezar
         de nuevo: año nuevo,
         amante nueva (a tres
         colores): la esposa
         oficial no le dio hijos,
         mejor, vendió al llegar
         la pulsera por el peso,
         y con unos pesos a la
         mano se dio a la reventa
         de inmuebles, garitos,
         pisos destartalados,
         y ya que lo tildan
         de capitalista y
         contrarrevolucionario,
         se dio de lleno a la
         tarea de serlo. Jamás
         leyó un libro (sobrino:
         eso no deja dinero, ni
         un quilo prieto partido
         por la mitad, y para
         colmo estraga la vista,
         le abre un hueco al
         bolsillo, recapacita,
         sobrino). Era un tiburón.
         Y con los años, la
         diabetes, la gordura
         y fumadera, el whisky
         a deshoras, y un amor
         en cada puerto (esquina)
         se hundió en un sillón
         desvencijado, dedicó
         sus últimos años a oír,
         obsesivo, trío Matamoros,
         aunque tú, lágrimas
         negras.




JOSÉ KOZER. (La Habana, Cuba, 1940). Es hijo de padres judíos, emigrados a Cuba, el padre de Polonia, la madre de Checoslovaquia. Vive en USA desde 1960. Enseñó español y literatura en lengua castellana en Queens College, CUNY, de 1965 a 1997. Reside en Hallandale, Florida. Su obra ha sido traducida parcialmente a diversos idiomas, con libros en ediciones bilingües al inglés, portugués y ruso: ha sido publicado en numerosas revistas y periódicos, a la vez que ha sido estudiado en diversas tesinas y tesis doctorales. Entre sus últimos libros se encuentran Bajo este cien (dos ediciones, en México y Barcelona), Carece de causa (dos ediciones, Buenos Aires), Ánima (México), No buscan reflejarse (La Habana), Farándula (México), Tokonoma (Madrid), Índole (Matanzas, Cuba), De rerum natura (Sao Paulo, Brasil) y dos libros en prosa, Mezcla para dos tiempos y Una huella destartalada (México, Editorial Aldus). Visor editores de Madrid publicó una amplia antología de su obra titulada Y del esparto la invariabilidad; Monte Ávila Editores de Caracas publicó otra antología, Trasvasando. Es autor de 96 libros de poesía. Ánima ha sido publicado en Inglaterra en edición bilingüe (español/inglés) que tradujo el poeta australiano Peter Boyle, quien tradujo asimismo su libro TOKONOMA publicado en español en Amargord de Madrid, y que apareció en Shearsman en edición bilingüe y en una segunda edición sólo en traducción al inglés. Recibió el Premio de Poesía Pablo Neruda del 2013. Fondo de Cultura Económica publicó una retrospectiva de su obra titulada ACTA EST FABULA a finales del 2013, y Lumme editorial (Sao Paulo) publicó su poesía casi completa en 2017 bajo el título de NULLA DIES SINE LINEA. Es MONTGOMERY FELLOW desde el 2017.

Share this Post