Antonio López Sánchez: ese abismo entre tus alas

 

 

SON MÁS DE LAS DOCE

   Cómo han pasado espejos
dejo correr los versos   casi el alma
sin pensar   no es necesario   mucho
   cómo se han ido alas
y hace sólo un antes
que nos descubrimos recién el vuelo
que usábamos el sol de uniforme y de pretexto
y éramos locos Peter Panes como todos
y existían aún los dragones   Camelot   las hadas
y los duendes y las brujas y los unicornios amantes

   Cómo han pasado olas y nubes
y era   hace no más una calle   una risa y unos signos
que empezaba todo
a tener ansias y respiraciones y laberintos
a escribir puestas de príncipes y cartulinas de vino
   hace sólo unas noches que era de noche
y queríamos tragar de un sorbo el cielo y las rejas
el amor   la poesía   los dibujos y todas las estrellas
   hace sólo una guerra que supimos la guerra
aquella mordida de bombas en noticia
aquella lágrima marchita de fiesta y cumpleaños
donde tampoco se acabó el mundo
   hace nada más que una canción nos prometimos lo eterno
y ya se nos escapa
   hace sólo unos nombres desde aquellos nombres
aquellos amores ávidos como ladrones
aquellas torpezas de rostro dulce y reloj furtivo
aquel horriblemente hermoso aquel tiempo
cuando amarse duraba toda su piel inagotable
y el paraíso siempre era prestado

   Cómo han pasado espejos
desde esa playa que no sabíamos era un poco para siempre
allí donde se podía besar rock and trova mujer roll y libertad
a una guitarra   a una mariposa   a lo profundo
allí donde pusimos   como tantos
en una botella las esperanzas y los desesperos
sin saber que los náufragos eran los otros
sin saber que mañana   o sea ahora
la fantasía ya no viene en botellas de mar
y las esperanzas y las libertades
están a muchos calendarios de distancia

   Cómo han pasado espejos y héroes y altares caídos
y promesas con sus diarios y paredes
y libros abiertos y alegrías y hasta madrugadas y llantos
cómo han pasado muertes y partidas
cómo casi todo el mundo se despide
mientras le nacen frutos al recuerdo y al olvido
y se desrecuerdan ciertos desolvidos
cómo es de jaula el abismo y lo que falta
cómo duele que esta mínima desgracia
es sólo un pequeño dolor nuestro para nadie

   Cómo han pasado versos sin pensar no es necesario mucho
casi me he bebido el alma y no me dejo nada
me toca reparar mi pedazo de imposible
mejor otra vez deliro sin necesario pensar mucho
mejor si todavía estamos espejo
aunque no haya botellas a la vista
no importa triste me resisto Peter Pan ha muerto
tal vez sólo quedan manicomios para duendes
estoy tan cuerdo aún quedan soles me resisto
tal vez un milagro suba

   Será esta liebre la paz que no sabemos
será que lo oscuro es este brillo
será que este pez escurridizo es la nostalgia

 

 

EMBRUJO DE UNOS OJOS MIENTRAS LLUEVE

   La tarde era azul y rubia
dorado cielo hecho asfalto
   A la tarde   por asalto
vino a violarla la lluvia
   Ya no hay más fuego   diluvia
el gris sustituye al oro
líquidas perlas   tesoro
que se fragua en las alturas
y en locas salpicaduras
funde su acero sonoro

   Pero hay magias cielo abajo
en esta furia sin furia
duendes de hambre y de lujuria
embrujos del desparpajo
   Sus sortilegios   de un tajo
hacen que a su agua se alisten
los ojos   que luego embisten
(toros sedientos de flores)
y envenenados de amores
a toda mujer desvisten

   A la guerra las miradas
van con pétalo cerrero
   Ven brotar del aguacero
(buscando más secas radas)
las bellezas empapadas
de risa y luces y hechizos
   Las miradas besan rizos
desordenadas mejillas
cuellos de rojas sombrillas
labios pecando bautizos

   Pasan caderas aladas
y senos sin pagar peaje
   Cada entrepierna es oleaje
de mil promesas soñadas
   Muslos   cual frutas mojadas
gritan o esconden su brillo
y al dueto de su estribillo
al vaivén de húmedas notas
las miradas ciegas rotas
siguen como a un lazarillo

   Y pasan mujeres sones
mujeres bolero y sorbo
   Tímidas chorreando un morbo
despierto en vivos pezones
   Carnes trasparencias dones
que el agua abrazo revela
   Ya no es refugio la tela
es dibujo abierto espejo
piel cuyo tibio reflejo
se ofrece en andante esquela

   Es un desfile infinito
de cuerpos que se deshojan
y las pupilas se alojan
en la hendija el gesto el grito
   Oficiantes de su rito
deliran   vuelan   acampan
   Sacerdotisas   entrampan
cuanta diosa su dios quiere
hasta que la lluvia muere
y al fin los ojos escampan

 

 

POEMARBOL

   Si yo fuera un árbol
me estiraría de raíz hasta levantar la acera
daría sombra y consejos
y hojarasca dorada para los amantes
los poetas
y los barrenderos enemigos del otoño

   Si fuera un árbol
sería el amor hacer la lluvia
dejarla anidar en todas mis manos
deslizar mi cuerpo en su agua dura
y luego echar al aire
el placer de diez mil orgasmos hecho flores

   Si yo fuera alguna vez un árbol
de mi madera
hagan tan solo papeles y guitarras
y esculpan sobre mi vegetal acero
un mujer o una vida
y así sabré que me quedo

 

 

CLASE DE LITERATURA

   La profesora habla de las novelas
y yo   dibujo flores para no regalar
que sólo por el tiempo no pintó Picasso

   Habla de Goya a propósito de algo
y alguna de las muchachas del fondo
se desnuda
y me mira tendida desde su mesa

   Hay que leer no sé qué tal capítulo
y lo anotaré en el verso próximo
si Cecilia cierra Valdés las piernas
y no me distrae abiertas más como puertas
y logre ver el tema suyo
no recuerdo qué capítulo había que leer
en sus ojos mirándome mirándome

   En relación con la Poesía les digo
y yo que la intento
escritratando como diría Wichy
ese poeta de músaca y compositorpe de versos bien orillinales
con siempre mujeres y sin tantas
   que emplean fórmulas no casuales para reflejar
los ojos otra vez las piernas
y Goya y Picasso aporreando la guitarra
cantan que escribo flores para no cerrar sus puertas
   por lo cual es factible usar cualquier recurso
y seguir sin atender sin atentar no sé cuál tema
pobre intelectual expresionismo y su obra
literatura en versos de literatura
y la profesora habla de las novelas
y yo perdido
hallándome en el poema
que dura ya muchas palabras
que termina
y recuerden todos el capítulo de la silla atrás y la mochila
se me va la Maja con jeans y el pelo largo
que se acabó la clase apúrate sí voy
irse cuál era el capítulo te veo luego
y no la veo cuál era y la pierdo ella
el tema Goya lejos   lejos   lejos

 

 

LUNA CALLADA

   Luna profunda y callada
que el mar del silencio habitas
a tanto cielo me invitas
con la isla de tu mirada
con tus ojos   esa espada
de cristal vivo y paloma
que mi noche se desploma
se deshace de su oscuro
y de mi soñar más puro
un poema limpio se asoma

   Tu rostro en la última fila
de las nubes se dibuja
brilla con voz de burbuja
tu cauce de luz tranquila
y ese brotar me encandila
porque tras tu piel primera
en el pecho de tu esfera
un alma alumbra sin bruma
y arden caballos de espuma
en las alas de tu hoguera

   Todo tu adentro imagino
espejo   revés de afuera
no porque este verso quiera
sino por justo destino
   Tu adentro es guitarra y trino
paz nunca en paz ni despierta
tu adentro no halla la puerta
para echar su fuego al mundo
y cual un árbol rotundo
nacer tu llama más cierta

   Déjame luna llegarte
a ese abismo entre tus alas
disparar labios y balas
abrir un trillo hasta amarte
   Déjame luna intentarte
los filos y los colores
y ardiendo caballos   flores
te siembre espuma mi hoguera
y brote intensa y viajera
tu luz galopando amores

 

 

PARA UN PRÓXIMO GÉNESIS

   Hace falta de nuevo una lluvia
una mujer con ojos y manos de aguacero
que arrase los muros   los años y los huesos
que nos desnude las cabezas y los techos
y nos lleve a la niñez de la sangre
adonde el tiempo aún no tenía recuerdos

   Y allí   en el mismísimo vientre de la noche
que los amantes sean quienes inventen otra vez el fuego
que el hombre
sople noblemente a dios y se haga el barro
y los lobos
se espanten para siempre
cuando aúlle su primera luz
el alba

 

 

Antonio López Sánchez (La Habana, 1973). Licenciado en Comunicación Social por la Universidad de La Habana. Graduado del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso en su IX promoción. Periodista e investigador de la Nueva Trova y la música cubana en general. Lector y escritor de novelas de fantasía heroica, horror y literatura infantil. Poeta desde un sentir que no termina nunca de volverse corazón de mujer o escritura definitiva. Enamorado de la vida, el azul, el mar de Cuba y las cubanas. Melómano de la trova, el bolero, el jazz, el rock, la música clásica y todo lo biensonante que quepa entre Johann Sebastian Bach, Rick Wakeman, Irakere, Santiago Feliú y un largo etcétera. Isleño, terrícola, humano.

Compartir esta entrada