Category Archives: Narrativa

Corina Oproae: Manzanas

Son las ocho de la mañana. Vamos entrando todos en fila. Las chicas con nuestros petos azul marino hasta las rodillas y las camisas azul celeste, con nuestras cintas blancas impolutas sosteniendo cualquier mechón de pelo que se atreviera a rebelarse, los

Read More

Ivo Basterrechea Sosa: Reencuentro

La ves hermosa sentada sobre la cama, las manos metidas entre los muslos, la cabeza baja y la mirada fija en el piso. Esto te desespera de tal modo que no dejas de medir la habitación con tus pasos largos. La mandas

Read More

Carlos Vitale: Descortesía del suicida

DESCORTESÍA DEL SUICIDA En la estación de Can Boixeres una mujer protestaba por la detención de los trenes. En la estación de Sants un hombre se había arrojado a las vías. En la estación de Can Boixeres una mujer protestaba por los

Read More

Corina Oproae: Piel

Estamos en mi cuarto de todos los veranos en casa de mis abuelos. Un cuarto enorme, con un espejo de pie entre dos ventanas con marcos de madera. Quieres mirarme por dentro. Abro la boca todo lo que puedo e intentas introducir

Read More

Manuel Calero Vázquez: Tocando fondo

Voy a echar el resto, me propuse ese sábado invernal, mis momentos, de todos los tipos, sentimental, económico, yo diría que hasta los astrales, se habían vuelto malditos, poco que decir, para este tipo de ratos necesitas saltar al vacío, y lo

Read More

Mytil Font: Amor fati

Mi ex llega a mi casa, me mete en la cocina y me toquetea. Me besa y me toquetea. Un hombre que conocí hace unos días sale conmigo y me toquetea, me besa y me toquetea. Luego me dice que no, que

Read More

Rolando Jorge: Ido a hurgar (fragmento de un diario)

22 de octubre Y veía ayer desde la biblioteca al viento batir afuera; sensación de estar en los años. Ninguna duda. Cada día escribo menos. Me obsesiona El Proceso. Sobre todo ese capítulo de la primera citación, en domingo. ¡Qué cúmulo de

Read More

Blanca Morel: Criptozoología

Abrí la caja de zapatos. Mis manos no eran sutiles, no eran sutiles mis dedos: la delicadeza y la precisión no son cosas de niña chica. Los gusanos de seda se ondulaban, comían ávidos, con sus serruchitos recortaban las hojas de morera

Read More

Leonardo Rossiello: Tritones

La capitana era impredecible. A veces nos llamaba compañeros o tripulación, pero también podía ser señoritas, marineros o banda de imberbes. En esa ocasión, sin costa a la vista, con viento contrario y con bastante marejada, nos llamó remeros. Y enseguida agregó

Read More